Agecia

SERVICIOS

Prueba WhatsApp

¿Cómo evitar e identificar un fraude inmobiliario?

Si en tus planes está comprar una casa, entonces es importante que sepas cómo evitar un fraude inmobiliario y reconocer las señales de estos para proteger tu inversión. Cuando estas en la búsqueda de una vivienda te puedes encontrar con personas fraudulentas que quieran aprovecharse de la situación.

Los tipos de fraude inmobiliario más frecuentes:

Solicitud de pagos anticipados:

Los estafadores suelen pedir un depósito de, mínimo, el 10% del valor total de la supuesta vivienda, sin antes haber realizado la visita al inmueble que están ofreciendo o se haya hecho un trato formal. El pretexto que suelen dar es que existen varios compradores interesados en la vivienda y que con esa cantidad de dinero marcará la diferencia entre los demás.

La manera de evitar este tipo de estafa es sabiendo que un depósito anticipado se puede hacer siempre y cuando se establezca explícitamente en el contrato de compraventa.

Suplantación de identidad o falsos anunciantes:

Con este tipo de fraude los estafadores se disfrazan de agentes inmobiliarios o asesores. También suelen suplantar la identidad de otro vendedor mediante una copia de su anuncio y de sus datos personales, o fingiendo trabajar para una empresa inexistente.

Ellos pueden intentar contactarse vía telefónica o por mensajes para ofrecerte un crédito hipotecario con varios beneficios, pero sin detallar los requisitos. Puede que la oferta sea atractiva, pero la realidad es que ninguna identidad financiera se contacta de esa manera, por ello debes reportarlos apenas te suceda.

Anuncios de propiedades que no existen:

También suelen anunciar inmuebles que no existen, usando fotos de propiedades que se encuentran en internet y que no se parecen en absoluto a las demás viviendas de la colonia a la que pertenecen.

Si un anuncio no contiene fotos del interior como el exterior de la propiedad, lo más probable es que sea una estafa. Es mejor no conformarte con las fotos e intenta agendar una cita para conocer la propiedad en persona antes de cerrar cualquier trato.

Ausencia de contratos de compraventa:

Otro fraude también se puede cometer por medio de los contratos. El contrato de compraventa es el documento que legaliza la transacción.

Si el estafador, supuesto vendedor, se niega a realizar el contrato de compraventa formal, puede que se trate de un fraude inmobiliario, y en este caso no deberías continuar con la compra.

Este documento se caracteriza por incluir todo lo acordado por las partes y la firma del contrato se debe dar frente a un notario público. Adicionalmente, este documento debe ser leído y revisado por tu abogado o asesor inmobiliario antes de presentarlo.

Documentación falsa o incompleta:

Otro tipo de fraude que suele pasar es la presentación de una documentación falsa. Es decir, los estafadores pueden hacer uso de un documento falso para comprobar la propiedad de una vivienda.

Si deseas revisar la legitimad de la documentación del inmueble, puedes verificar si esta inscrito en el Registro Público de la Propiedad. Ahí podrás observar quien es el dueño del inmueble y el estado jurídico del mismo.

Vicios ocultos:

Ignorar las fallas o imperfecciones de una propiedad es otra estafa que suele pasar. Con vicios ocultos se hace referencia a los desperfectos que a primera vista no puedes ver, pero con el paso del tiempo generan un problema en la propiedad.

Tener conocimiento de los vicios ocultos de una vivienda y omitir esa información al comprador es una falta que puede reclamarse ante un juez civil.

Señales para identificar un fraude inmobiliario:

  • No poder comunicarte con el vendedor: algo anda mal si pasan muchos días sin recibir una respuesta del vendedor, sobre todo cuando pides una visita presencial del inmueble o fotografías de ella.
  • Oficinas difíciles de ubicar: si la inmobiliaria no tiene un domicilio fiscal vigente al cual acudir, puede ser una presunta empresa falsa.
  • Precios bajos por la propiedad: procura revisar el mercado de la zona para darte una idea del precio. Si el precio de la propiedad te parece una gran oferta a comparación de las demás, puede ser un fraude inmobiliario.
  • Poca información sobre la vivienda: si el anuncio del inmueble no detalla las características, no tiene fotos y no especifica la dirección y los datos de contacto del vendedor están incompletos, puede ser un anuncio falso.
  • Condiciones previas al contrato: si piden datos personales o bancarios como depósitos antes de conocer el inmueble, es una estafa.
  • Presión por una compra rápida: si el vendedor insiste en que decidas pronto, sin darte el tiempo necesario para analizarlo o considerar otras opciones, intentando que actúes de manera precipitada, es una señal común de un fraude inmobiliario.

Consejos para evitar fraudes inmobiliarios:

  • Contrata un notario
  • Acredita la identidad del vendedor
  • Confirma la legalidad del inmueble
  • Visita la propiedad en persona
  • Utiliza portales inmobiliarios de confianza
  • Revisa el contrato y utiliza formas de pago seguras

Te gustó lo que leiste?

Regístrate para más info

Subscription Form (#3)